Presentación > Historia > Espitemología > Historiografía > Siglo XIX >

El materialismo histórico

     El materialismo histórico es la otra corriente principal de pensamiento historiográfico. Surge con el socialismo y se desarrolla con la filosofía de Marx y Engels. En el siglo XIX el proletariado toma conciencia de clase, y habrá historiadores que interpreten la historia poniéndolo en el centro de su modelo. Pero el materialismo histórico es mucho más. Aparece como una crítica radical al capitalismo y a la nueva hegemonía de la burguesía, vinculado a la lucha social, económica y política de la nueva clase obrera que surge. Es una interpretación de la historia que rompe con la tradición.

     Para Karl Marx (1818-1883) el fin de la Historia no es la interpretación sino la transformación de la sociedad, ya que «la historia es la transformación de la naturaleza humana». Pero también es Friedrich EngelsPronunciado /friédrish éngels/ (1820-1895) artífice principal del materialismo histórico. Lo fundamental del materialismo histórico está en las «XI tesis sobre FeuerbachPronunciado /fóyerbaj/», «La ideología alemana», «El manifiesto comunista» y «El capital». En el fondo, el materialismo histórico es un método de análisis de la historia, a diferencia de otras ideologías, lo que implica que las interpretaciones estén abiertas, y no tienen por que ser dogmáticas. Además, esto implica que sólo tiene validez en la medida en que se contrastan con la realidad, por lo que algunas de la tesis de Marx y Engels han de entenderse en el marco jurídico en el que surgieron.

     Pero el materialismo histórico tiene unos principios fundamentales estables. Las premisas de las que parte son los individuos reales, su actividad y sus condiciones materiales de vida, tanto las que han encontrado preparadas como las que han podido crear con su esfuerzo. Premisas comprobables por vía empírica. Toda Historia debe partir de la situación física de los individuos y de su relación con la naturaleza; y de las transformaciones que sufre la naturaleza a través del esfuerzo humano, ya que el hombre se distingue de los animales en que es capaz de producir sus medios de subsistencia. De esta manera la producción se convierte en elemento prioritario en la historia de la humanidad. Pero la forma en que los hombres llevan a cabo la producción depende de los medios de que disponen. Estos medios suponen una forma determinada de actividad, una forma de vida concreta, que refleja lo que es la sociedad. Es decir, lo que son los individuos depende de las condiciones materiales de producción, los modos de producción. Esto implica, que la totalidad de las manifestaciones sociales, también dependen de estos modos de producción. El modo de producción de la vida material condiciona al proceso de vida social, política, e intelectual en general. No es la conciencia de los hombres la que determina la realidad; por el contrario, la realidad social es la que determina su conciencia. Esta es la esencia del materialismo histórico. Pero esto no quiere decir que los condicionamientos económicos sean los únicos agentes que modifican la historia. También las formas culturales que crean son ingredientes que la modifican, entre otras cosas porque ofrecen nuevas respuestas a las maneras de producción, y en última instancia a los modos de producción. Los modos de producción no son absolutos ni estables, sino que cambian, y por lo tanto la historia cambia, se transforma, creando nuevas culturas. Es la sociedad quien hace la historia, pero en función de dar respuestas a problemas concretos.

     La Historia debe centrarse en el análisis del modo de producción existente en cada etapa de su desarrollo. Marx introduce conceptos básicos sobre los que debe centrarse la investigación histórica: modo de producción, relaciones de producción, estructura económica, fuerzas económicas, infraestructura, superestructura, clase social, etc. Conceptos que están sujetos a interpretación. El materialismo histórico no es una interpretación economicista de la historia, sino un método de análisis que se centra en las interrelaciones de todos los agentes sociales, arrojando nueva luz sobre la historia y lo que es el ser humano. El materialismo histórico es la corriente historiográfica que más a ayudado a cambiar la Historia actual.
 

Volver
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Se autoriza el uso con licencia GFDL.
Web recomendada Enciclopedia Libre en Español


Tweet