Presentación > Arte > Gótico >

La escultura gótica en España

     En España podemos distinguir cuatro períodos: el protogótico, el clásico, el manierista y el hispano flamenco.

     El período protogótico abarca la segunda mitad del siglo XII y la primera del XIII. Todavía mantiene una influencia muy grande del románico. Se conoce al maestro Mateo que hace el pórtico de la Gloria en Santiago, la cámara Santa de Oviedo, y San Vicente de Ávila.

     En el período clásico, mediados del siglo XIII, se entronca con la tradición francesa. Destacan las portadas de las catedrales de Burgos y León. También sobresalen los sepulcros. Existen tres talleres: el de Burgos (puertas Sarmental y Coronería), el de León (Virgen Blanca, obispo san Mauricio) y el de Palencia.

     En el período manierista los talleres más importantes se encuentran en Toledo, pero también destacan las escuelas de Navarra y Levante. Se introduce la estética italiana, más estilizada y con el canon más largo. Las figuras tienen formas blandas, sinuosas y delicadas. Destacan las puertas del Reloj y de Escribanos en la catedral de Toledo, la catedral de Vitoria, el claustro de la catedral de Pamplona, la portada de Santa María de la Guardia y la portada de la catedral de Huesca.

     En el período hispano-flamenco se deja sentir la influencia borgoñesa, y del arte flamenco y germánico. Ahora se acentúan las notas patéticas y dolorosas en las expresiones de las figuras, que se hacen más naturales. Dominan los temas de la Virgen y los crucificados. Son característicos los ropajes amplios que producen efectos de claroscuro. Es el estilo de Claus SluterPronunciado /eslúter/. En la Corona de Argón se conocen a autores como Guillen de Sagrera: San Pedro y san Pablo de la catedral de Mallorca; Pere Oller: retablo de la catedral de Vich, Pere Joan: San Jorge de la Diputación de Barcelona; y Pere Anglada: Ángel del Ayuntamiento de Barcelona. En Castilla trabajan Francisco de Colonia y Diego de la Cruz. Pero sobre todo destacan las figuras de Juan de Colonia: retablo de san Nicolás en Burgos; y Gil de Siloé: sepulcro de Juan II e Isabel de Portugal en la cartuja de Miraflores y su retablo, los castellanos son los escultores isabelinos.

Volver


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.
Se autoriza el uso con licencia GFDL.
Web recomendada Enciclopedia Libre en Español

Tweet